24 oct. 2012

Benasque y el Pirineo Aragonés.

El pasado mes de septiembre hicimos una escapadita al Pirineo Aragonés. El corazón de esta bella tierra nos recibió con honores para abrirnos las puertas de su bello entorno natural.

El Valle de Estós, Aiguallut, La Renclusa, Batisielles y sus Ibones, así como el macizo de Posets- La Maladeta con el Aneto imponente sobre nuestras cabezas bordaron unos días inolvidables para nosotros.

 



Ahora ya, finalizando el mes de octubre, correteando por nuestra casa la Sierra de Valdehierro y bien entrado el otoño, uno no puede dejar de acordarse de La Gargallosa, Perdiguero, el Pico de Estós y la enormidad de su Valle, Salvaguardia, el Puerto de la Picada y el Paso de Benás; del Forau de Aiguallut o del río Ésera, soñando con que quizá algún día, en Navidad, nos toque la lotería para poder cumplir nuestra promesa con la regenta del Hotel Llibrada y poder admirar de nuevo el Tuca de Monde.

4 comentarios:

  1. Qué bonito reportaje, y qué bonita experiencia!!! Pero....faltan fotos, eh Luisa? Cuando volvemos?

    ResponderEliminar
  2. Pues está claro.........¡¡¡¡ en cuánto nos toque la lotería !!!!

    ResponderEliminar
  3. Pepo el reportaje es precioso, me imagino como estará aquellos valles ahora,seguro que volveremos, te lo aseguro aunque no nos toque la loteria..... La experiencia fue muy bonita y gratificante gracias por todo. bsos

    ResponderEliminar
  4. Gracias Luisa.
    La verdad es que algunas veces, cuando tengo mucho estrés, me coloco los auriculares para aislarme del mundo, pongo un poco de clásica como música de fondo y me quedo embobado pasando las fotos en pantalla grande....¡parece que me transporto por unos momentos!
    Quizá lleves razón.....¡no es necesario que nos toque la loteria, solo es una escusa....je,je!

    ResponderEliminar